La Educación emocional es un proceso educativo continuo y permanente que debe estar presente a lo largo de toda la vida. En cualquier momento se pueden producir conflictos que afectan al estado emocional y que pueden necesitar atención psicopedagógica. Incluyendo la educación emocional en nuestras aulas podemos prevenir comportamientos inapropiados. Conocer las emociones, reconocerlas en nosotros y en los demás, gestionarlas y utilizarlas, permitirá a los alumnos afrontar las situaciones de forma más eficiente.

En el colegio ya desde infantil se fomentan las actitudes positivas ante la vida como factores de desarrollo del bienestar personal y social y en las aulas con las actividades de educación emocional desarrollamos estas competencias en nuestro alumnado.

En el colegio, de esto se encarga nuestro equipo de mediadores de secundaria, enseñar a los más pequeños a reconocer las emociones básicas, a nombrarlas, a afrontarlas y a desarrollar su empatía y comunicación.

 

 

Share This
0
Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *