“Money doesn’t grow on trees” was favourite saying of my parents when I was a teenager desperate for the latest, and of course expensive, present. This same saying exists in many other languages and represents the struggle of parents to educate their children about some cold economic facts. But is it enough?  Should we all be doing more?

When I was a young boy, many years ago, in Manchester my parents taught me how to be financially responsible.  I had my weekly pocket money and could do what I wanted with it:  100% on sweets great! But one moment. I also had to buy my own birthday presents for my family, my own cinema tickets etc.  As I grew up the pocket money went up but so did the household tasks to do as well. This is something that parents can, or indeed should, teach at home.

In my opinion, families today in Spain still have that fundamental responsibility to teach their children the “value of money”.  However, is there a role for our schools inside the project? Certainly.

Here in La Devesa we have been preparing for October 4th which is the Financial Education Day. In many classes our team is busy preparing different activities and projects for the days leading up to the day itself. One example is in 2º Primary we are going to learn about what money is, we are going to print our own special euros and learn how to spend wisely. For them it is a chance to learn whilst playing.

 

 

Meanwhile, students in 4ºESO Economics and from 2ºTSEAS (CCFF), are engaging in a battle to “Make a Million!” Teams and individuals have selected shares in companies listed in the IBEX 35.  They have “€100.000” to invest.  Each week we will look to see who has made the best investments and, sadly, who has lost money.  Based on a simple game, students learn about the Stock Market, what are shares, how our economy is doing etc.

Above all, part of our role in La Devesa is to provide a broad education, one that is not solely glued to the curriculum.

Our society needs, more than ever, responsible young adults.  An important aspect of this is to be financially responsible, to know the value of money and to avoid its misuse.  This Day reminds us that it is a shared task between school and home.

 

Gary Lysaght

Economics and Cambridge Teacher

 

DÍA DE LA EDUCACIÓN FINANCIERA

 

«El dinero no crece en los árboles» era el dicho favorito de mis padres cuando yo era un adolescente que solo pensaba en comprarse cosas más caras o seguir las últimas tendencias. Esta misma expresión existe en otros muchos idiomas y representa la lucha de los padres por educar a sus hijos para los malos momentos económicos. Pero, ¿es suficiente?  ¿deberíamos hacer algo más?

Cuando era un niño viviendo en Manchester hace muchos años, mis padres me enseñaron a ser responsable económicamente.  Tenía mi paga semanal y podía hacer lo que quisiera con ella.Mis gastos eran el 100% en dulces, ¡genial! Pero un momento, también tenía que comprar regalos de cumpleaños para mi familia, mis propias entradas de cine, etc.  Cuando crecí, mi paga aumentó, pero al mismo tiempo también crecieron las tareas domésticas de mi resposabilidad. Esto es algo que los padres pueden, o deberían, enseñar en casa.

En mi opinión, las familias de hoy en día en España siguen teniendo esa responsabilidad fundamental de enseñar a sus hijos el «valor del dinero».  Sin embargo, ¿qué papel juegan los colegios en este aprendizaje?

En la Devesa School nos hemos estado preparando para el 4 de octubre, que es el Día de la Educación Financiera. Hemos preparado un montón de proyectos y actividades para celebrar el acontecimiento,por ejemplo , en 2º de Primaria han qué es el dinero, después han impreso sus propios euros especiales y han aprendido a gastar con prudencia. Para ellos y ellas es una oportunidad de aprender jugando.

Mientras tanto, los alumnos de 4ºESO de Economía y de 2ºTSEAS (CCFF), están participando en una batalla para “MAKE A MILLION” Los equipos han seleccionado acciones de empresas que cotizan en el IBEX 35.  Tienen 100.000 euros para invertir.  Cada semana veremos quién ha hecho las mejores inversiones y, lamentablemente, quién ha perdido dinero.  A partir de un sencillo juego, los alumnos aprenden sobre la Bolsa, qué son las acciones, cómo va nuestra economía, etc.

Por encima de todo, parte de nuestro papel en La Devesa School es proporcionar una educación amplia, que no se ciña únicamente al plan de estudios.

Nuestra sociedad necesita, más que nunca, jóvenes responsables.  Un aspecto importante de esto es ser responsable financieramente, conocer el valor del dinero y evitar su mal uso.  Este día nos recuerda que es una tarea compartida entre la escuela y el hogar.

Gary Lysaght

Profesor de Economía y Cambridge